Las novias y el origen de su vestido

Escrito por:

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Celebrar el amor es uno de los actos más anhelados por las mujeres del mundo, no importa su gusto, su preferencia, su creencia ni su estética, se trata de compartir públicamente y en compañía de los seres queridos, la felicidad y la promesa eterna de amar sin condición, con compromiso y para siempre.

El vestido de novia es un gran protagonista de esta celebración, hay vestido largos, vestidos cortos, vestidos con pantalón, vestidos con escote, vestidos con mangas, en fin.

Un sinnúmero de siluetas, formas, estructuras y colores, es por ello que para la novia escoger uno vestido a veces resulta ser un tema angustioso. 

Es por ello que a continuación te daré algunos tips para escoger tu mejor traje de celebración para el día de tu boda:

1. CONOCE EL VERDADERO SIGNIFICADO DE TU AMOR

Con este concepto darás el primer paso para decidir tu vestido de novia.

Entender claramente que tu vestido debe contar tu propia historia y sobre todo, que este vestido exprese a tu pareja la alegría y el sentimiento que le profesas.

Cree ciegamente en que tu vestido hablará por ti en este gran día de celebración, además, transmitirá lo que tu corazón siente, para eso debes tener claro el verdadero significado de tu amor.

Para encontrar ese significado, recurre a los momentos más felices de tu relación, piensa en los sueños compartidos, recurre a los planes llenos de esperanza, honra tu amor, a tu familia, aférrate a las palabras preferidas de los dos, viaja por los momentos de intimidad que solo tu pareja y tú entenderán.

Piensa en tu mamá, en tus amigas, pero sobre todas las cosas, camina por paisajes básicos, simples donde solo importe tu esencia y tu valor. 

vestidos de novia diego guarnizo diseñador

2. CONOCE TU CUERPO

Sé honesta contigo misma, admite tu figura tal cual es, defiende tus gustos, tu individualidad, tu comodidad.

Sé feliz contigo.

La decisión debe complacerte a ti, a nadie más.

Tú eres la protagonista de tu historia de amor y eres tú quien debes escribirla sin miedos.

No trates de ocultar nada, ama tus caderas anchas o angostas, ama tus pantorrillas, acéptate como eres y luce tu espíritu, tu verdadero amor es lo que importa.

Siéntete lo realmente bella que eres.

Tú eres la protagonista de esta historia.

3. ESCOGE EL COLOR POR TUS GUSTOS

En el momento de escoger el color de tu vestido ten en cuenta el tono de tu piel y en la elección considera vibrar con los estampados.

No es necesario casarse de blanco inmaculado como lo dicta la tradición.

Las alternativas de colores claros son muy especiales, estos colores puestos en encajes o brocados son particularmente bellos.

El color alegra y ayuda a comunicar tu mensaje de amor.

Conoce toda nuestra colección de vestidos de novia aquí.

4. DEDÍCALE EL LOOK A TU AMOR

Dedicar es un acto de amor.

No imagino otra manera para escoger el vestido de novia sino es para dedicárselo a ese amor comprometido.

Es a tu pareja a quien va dedicado el vestido.

A través del vestido que en un solo segundo das ese primer impacto visual, es así como el amor te verá, entenderá y ratificará la decisión de compartir el resto de sus días a tu lado.

En ese momento el vestido te ayudará a decirle a tu pareja “Sí y mil veces sí”, sin necesidad de que el sacerdote o el juez te lo haya preguntado.

Es allí, en ese instante único y especial, donde tú y tu vestido generan una complicidad, ese momento en el cual sellas sin palabras el verdadero compromiso de amor.

5. LLENA TU VESTIDO DE ENERGÍA POSITIVA.

Y para esto recurre a tus creencias y tradiciones.

Agrégale algo prestado, algo de tu mamá, algo robado, algo azul o de tu color preferido, cárgalo de tus creencias.

El vestido de novia es tu manifiesto de amo, por eso llénalo de buena energía, de positivismo, de amor. 

Me encanta recomendarle a mis novias este paso.

Cargar el vestido de tradición familiar, de recuerdos fraternales, esa energía hace que la prenda cobre vida propia.

Recuerdo mucho un vestido que diseñé para una novia que tiene como profesión el periodismo, ella escribía divino, fue así como un día me leyó sus votos de amor.

Eran extraordinarios y emotivos, tanto que decidí diseñar la tela con el texto de sus votos escritos con su puño y letra.

Fue espectacular.

Todos queríamos leer lo que decía el vestido, no fue suficiente con oírlo de su voz en el momento de la ceremonia, el vestido se convirtió en el centro de atención y la novia brilló con luz propia.

Fue mágico. 

6. UN VESTIDO ÚNICO, PARA USARLO UNA SOLA VEZ

Aprovéchalo.

Sugiero que tu vestido de celebración lo aproveches al máximo.

Úsalo todo el día del evento.

Si lo deseas, cámbiate los zapatos por comodidad.

Si te gusta usar velo, entonces llévalo solamente durante la ceremonia, para las fotos y que sea de fácil remoción.

Recuerda la palabra mágica, comodidad.

Tu vestido debe dejarte caminar, bailar, brincar, respirar.

Úsalo todo el tiempo, que todos los invitados se enteren de lo que quisiste decir con él.

7. ETERNO Y MEMORABLE 

Cuando escojas tu vestido de novia, piensa en que este será eterno y memorable.

Eterno como el amor mismo, para toda la vida.

El vestido se carga de historias, la historia de la fiesta, la historia de los novios, la historia de la familia, es por ello que se convierte en memorable, se convierte en un libro que registra anécdotas y sentimientos.

Tu vestido de novia estará presente a través del registro en fotos y en videos, como prueba del amor que juraste.

Si te sientes bien con tu vestido, transmitirás eso mismo al mundo entero.

8. ELIGE MUY BIEN QUIÉN DISEÑARÁ Y CONFECCIONARÁ TU VESTIDO

El diseñador de tu vestido debe tener completa empatía contigo, así como su equipo de trabajo.

Son ellos quienes imprimirán su buena energía y pensamientos bonitos en cada puntada, son ellos quienes traducen tus sentiminetos en una prenda mágica.

Escoge con tu diseñador los adornos correctos, los bordados, los complementos.

En mi caso me encanta contarle a mis novias las historias que los artesanos, esas historias que me cuentan las comunidades indígenas acerca del amor.

En cada uno de los vestidos de novia que diseño procuro incluir por lo menos un detalle que venga las manos de los artesanos y su poder ancestral, siento que en ese detalle aporto un sentimiento que trasciende a través del tiempo.

Escucha a tu diseñador, pero ten en cuenta que al final eres tú quien elige, eres tú quien llevará el vestido.

Escucha tu corazón.

Como lo puedes ver, el vestido de novia es un reflejo de lo que eres.

Eso es lo que llamo moda.

Cree en ti y en tu intuición, aprende a escuchar las personas que te asesoran, escucha las personas que te quieren y recoge de esos consejos para crear una hermosa historia alrededor de tu vestido.

Solo así tendrás el mejor, el más valioso, el más poderoso y el más inolvidable vestido de novia.

Recuerda que allí quedará registrado tu manifiesto de amor eterno. 

Hasta pronto, 

Diego

Lectura

Un poco más de nuestros posts

tienda fisica diego guarnizo

Nuestra primera tienda física, un sueño hecho realidad

Desde que inicié en este mundo de la moda, siempre he tenido dos sueños claros, el primero es llevar la moda nacional  a trascender fronteras, que el mundo entienda la propuesta y el talento del origen artesanal colombiano. El segundo sueño era tener mi propia tienda física, la mía, con mis diseños, mis colecciones, mi

coleccion la subienda diego guarnizo diseñador de modas

La Subienda

Uno de los momentos que más recuerdo de mi niñez, con mucho amor y emoción, es aquel momento  en el que mi mamá y yo (tendría seis o siete años) vivíamos en El Fresno – Tolima. Por aquellas épocas, el fin de semana del Domingo de Ramos, ella me llevaba al puerto de Honda, este

Colección libertad diego guarnizo

Libertad

“Tengo la esperanza de contribuir con mi trabajo, para que la artesanía, la costura, los oficios ancestrales, manuales y los valores conscientes que respetan la vida, se transmitan, se hereden y se conserven en el tiempo como la riqueza que constituyen para la industria de la moda colombiana”. Este es mi manifiesto, un decreto de

EnglishEspañol