Noches sanjuaneras

Rosas silvestres en un amanecer sanjuanero


En mi niñez y en la noche antes de San Juan existía una tradición que consistía en dejar toda la noche y antes del amanecer sanjuanero pétalos de flores silvestres coloridas en una batea de madera, un totumo o una olla de barro con agua. Esa mañana al despertar nos bañábamos las manos y la cara con esa aromática y amanecida infusión que además era iluminada toda la noche por la luz de la luna. Me decían que era un regalo que la naturaleza nos daba para tener prosperidad, paz y alegría todo el año. Hoy creo que esas sabidurías ancestrales son ciertas y que nos hacen mas buenos mas humanos, y mas conscientes del mundo que tenemos.

Y todo coincide: por esas fechas es el solsticio de verano, el fin de la primavera, el día más largo del año y creo profundamente que es el mejor momento para atribuirle y darle a la tierra su merecido beneficio y agradecimiento.

hasta pronto,

Diego Guarnizo.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s